verduras

 

El Horno del Arriero

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German documentales Spain cartas de presentación Italian xo Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Razones para comer verduras

 

Potasio y sodio

 

Los vegetales y hortalizas son ricos en potasio y ayudan a eliminar la retención de líquidos, propia de los alimentos ricos en sodio. Por esta razón, al consumir vegetales y hortalizas prevenimos la hipertensión y la hinchazón de vientre y piernas provocada por la retención de líquidos.

 

Grasas y calorías

 

Los vegetales y hortalizas son alimentos que carecen de grasas y son pobres en calorías, por lo que ayudan a mantener el peso y combatir la obesidad. El resultado menos colesterol y triglicéridos y por tanto, menos patologías cardiovasculares.

 

Minerales

 

Las verduras son ricas en minerales como hierro, zinc, fósforo, potasio, calcio, magnesio o cobre, micronutrientes imprescindibles para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

 

Vitaminas, fibras y antioxidantes

 

El aporte vitamínico de los vegetales y hortalizas tiene efectos muy beneficiosos para el organismo. Por ejemplo, la vitamina A y C mantiene fuertes nuestras defensas contra las infecciones mientras que las vitaminas del grupo B fortalecen nuestro sistema nervioso. Las fibras ayudan a regular el transito intestinal y, por su parte, los antioxidantes reducen considerablemente el envejecimiento y previenen la aparición de deteminados tumores.

 

 

 

 

Como asar Verdutas

al horno

 

 

Las patatas asadas son una de las guarniciones más demandadas, pero hay otras muchas verduras que también quedas deliciosas cuando se hacen al horno. En vez de cocerlas se pueden asar junto a la carne, para aprovechar el mismo calor, con la única precaución de añadir al final las que necesiten menos tiempo de cocción para que todas queden en su punto.

 

Así se preparan para asar

Patatas

 

Son ideales para asar y mejor las viejas que las nuevas. Hay que pelarlas y se pueden dejar enteras si son pequeñas, o partirlas en mitades o cuartos si son grandes. Si no tienes tiempo puedes hervirlas antes de asarlas, aunque el resultado no será tan perfecto.

ZanahoriasSe pueden asar enteras, solas con un poco de aceite si son nuevas, o en torno a una carne si no son tan frescas. Conviene raspar la piel de las zanahorias nuevas, y partirlas en mitades o cuartos longitudinales, si son muy gruesas.

 

Alcachofas

Hechas al horno adquieren una textura tierna muy agradable. Hay que quitar las hojas duras y cortarlas en mitades longitudinales. Se deben frotar con zumo de limón antes de asar, para que no se ennegrezcan.

 

Remolacha

Sabe mejor asada que cocida, pero hay que escoger raíces pequeñas y redondas y escaldarlas 30 minutos, porque son muy duras. Luego se cortan longitudinalmente en mitades y se les quita la piel antes de asarlas.

 

Setas

Las que mejor quedan asadas son las grandes y planas. Hay que recortar los tallos al nivel del sombrerillo, y reservarlos para otro plato. Limpiarlas sin mojar antes de asarlas.

 

Cebollas

Se pueden asar solas, con aceite o mantequilla, o junto con una carne asada. Se pueden dejar enteras, si son muy pequeñas o partirlas en mitades o cuartos si son grandes. Las cebollitas francesas quedan muy decorativas como guarnición.

-

Asar pimientos rojos

 

Son un alimento muy rico en vitamina C, B2 y E. Poseen gran cantidad de nutrientes con efecto antioxidante que evitan el envejecimiento prematuro.

 

Para asar siempre hay que utilizar los pimientos rojos, llamados "morrones" ya que son los más carnosos.

 

Se colocan los pimientos en la cazuela que introducimos en el horno , dándoles de vez en cuando una vuelta. Dependiendo de la clase de pimientos a los 30-40 minutos deben estar hechos.

 

Los sacamos y envolvemos por separado, dejándoles reposar unos 10-15 minutos. Es importante que lo haga para poderlos pelar mejor. Para envolverlos puede utilizar papel de periódico ya que mantiene muy bien el calor.

 

Para pelarlos es conveniente que tenga un cuenco con agua cerca. Le será útil para dejar las semillas y la piel del pimiento que a veces se pega a los dedos.

 

Una vez vez que están pelados, se abren por la mitad y se retiran las semillas, corte tiras a lo largo y colóquelas en una fuente.

 

Añada los dientes de ajo picados, sazone con sal. Por último, eche un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

 

Son estupendos para acompañar platos de pasta y arroz blanco. También se pueden tomar como aperitivo.

 

 

BERENJENA:

 

La berenjena es un fruto que puede ser redondo, ovalado o en forma de pepino, y su color puede ir del blanco al púrpura. Empezó a cultivarse en la India hace más de 4,000 años.

Son diuréticas y estimulan los riñones, los intestinos, el hígado y el páncreas. También son buen calmante para los nervios.

Escoja las berenjenas de piel suave y sin arrugas (una piel arrugada indica excesiva maduréz.

Quedarán perfectas preparadas de una y mil formas, si extrae sus jugos amargos.

Córtelas en rodajas o en trozos, espolvoréelas con sal gorda y vierta sobre ellas un poco de leche. Déjelas reposar durante una hora. No olvide darles la vuelta. Transcurrido este tiempo, lave los trozos con abundante agua fría.

 

La principal virtud culinaria de las berenjenas es que son muy adaptables y absorben las especias y otros condimentos.

Si las asa enteras en el horno (recuerde pincharlas para que no estallen) junto a pimientos rojos, puede degustarlas en escalivada. Para pelarlos más fácilmente, envuelva berenjenas y pimientos en papel de periódico una vez los haya asado.

Pele y corte a tiras. Aderece con ajo picado muy fino, sal y un chorrito de aceite.

Sírvalas como guarnición partidas en rodajas y fritas o combínelas con todo tipo de alimentos, cuézalas a fuego lento, en una vasija bien tapada, con cebollas, pimientos, tomates y calabacines o rellénelas con diferentes verduras, carne picada, jamón, gambas, queso.... y gratínelas.

 

 

CEBOLLA:

 

Es una incondicional en muchas recetas de cocina y es sumamente saludable. Si se consumen crudas, actúan como tónico y estimulante del sistema nervioso y del hígado.

Son diuréticas, por lo que se aconsejan contra la obesidad, el desiquilibrio glandular y la retención de líquidos, también son anticépticas, espectorantes y digestivas.

 

PUERRO:

 

Los puerros son diuréticos, antisépticos y emolientes.

 

ZANAHORIAS:

 

Las zanahorias sirven para tratar numerosos problemas digestivos como colitis y diarrea. Estimula el hígado y fluidifican la bilis, refuerzan el sistema inmunitario, benefician a la piel y la sangre y son excelentes para mejorar la vista.

 

ESPARRAGOS:

 

Los espárragos son diuréticos y purificadores. Se usan para aliviar la hipertensión, retención de líquidos, gota, toxemia, edemás entre otro tipo de enfermedades.

Se aconsejan asimismo, a las personas que padecen diabetes o hipoglucemia.

 

 

PIMIENTOS:

 

Los pimientos verdes no están maduros y si se dejan en la planta se vuelven rojos, amarillos, púrpura o negros.

Los chilis o guindillas, son más pequeños o puntiagudos y contienen una sustancia, la capsicina, que les confiere ese sabor picante. Son ricos en vitaminas A y C y minerales.

Para preparar los pimientos, hay que lavarlos, secarlos y quitarles las semillas. Coma pimientos verdes y rojos crudos para obtener el máximo beneficio nutricional.

Córtelos como aperitivo para tomar con una salsa o mézclelos con una ensalada variada. Use dados de pimiento verde o rojo como un complemento colorista.. El pimiento es bienvenido en una gran variedad de platos.

Quite las semillas de los pimientos si no quiere que sean tan picantes, ya que la pulpa también lo es. Prepare los chilis con guantes, ya que pueden irritar la piel. Para disminuír el gusto picante en el paladar, es mucho más efectivo tomar leche o cerveza ya que la capsicina no se disuelve en el agua.

Pele los pimientos tras hornearlos a temperatura media durante 30 minutos y dejarlos envueltos en papel periódico durante unos minutos. corte la pulpa y aliñe con alguna salsa sabrosa o simplemente con aceite de nueces o de avellanas. Puede añadír unos ajos picados finamente.

 

CALABACIN:

 

Si es tierno, no hace falta pelarlo. El calabacín es diurético y laxante, y si se utiliza en el anochecer, actúa como un buen sedante para el sistema nervioso.

 

JUDIAS VERDES:

 

Son ricas en vitaminas A, B, y C, y proporcionan energía gracias a su contenido en sales y minerales. Son adecuadas para los trastornos cardiacos y renales. y para enfermedades de tipo reumático o rlacionadas con la retención de líquidos.

Para estimular la diuresis puede tomar medio vaso de jugo de judías.

Información y ventas

 

+ 34 690.877.792

 

+ 34 653.954.887

 

 

JUNTO A VILLAGE LAS ROZAS

MADRID

 

18 de los mejores Chefs de la Comunidad Valenciana degustaran productos cocinados en El Horno del Arriero

Información y venta:

 

+34 690.877.792

 

+34 653.954.887

 

 

ENVÍA ESTA PÁGINA A UN AMIGO
Indica su e-mail: